Arquitectura,  Diseño de interiores

Activa tu comercio en 6 sencillos pasos.

Hellowww queridos míos,

hoy quería contaros algunas cosas sobre el comercio local. Como cada sábado he ido a hacer la compra. Desde hace un tiempo, compro en comercio local para abastecerme de fruta, carne y pescado. Al caminar por la ciudad he descubierto para mi desconsuelo como el centro de las ciudades y los barrios se van vaciando de comercio local, el de toda la vida. Yo vivo en Almería, pero creo que este mal se está extendiendo por el resto de ciudades. Locales vacíos a lo largo de la calle que dan una sensación lúgubre al espacio urbano.

Tengo una gran estima al comercio local porque, yo soy hija de comerciantes. Mi madre tenía una pequeña tienda de textil de hogar, que permitió con mucho esfuerzo fuese a la universidad y que sea la arquitecta que soy hoy día.

El panorama de hoy en los centros de las ciudades es desolador, ¡pero no he venido a hablar de dramas!, ni he venido a hablar de mi libro, no. He venido a dar soluciones, desde mi punto de vista creo que los comerciantes sí pueden hacer. Si eres un pequeño comercio y estás leyendo este post, ¡continúa porque ahora viene lo mejor!

¡Ya está bien de lamentarse, es hora de pasar a la acción! Vosotros que siempre habéis aportado tanto, permitidme que os de unos consejos para mejorar en vuestro negocio con elementos que están a vuestro alcance.

¡Coged papel y lápiz porque comenzamos!

1. EL ESCAPARATE

¡Si tienes un escaparate en tu comercio, tienes un tesoro!

El escaparate es el elemento atractor principal de tu comercio y su función es que si paso por delante de tu tienda mi obligación es mirar porque hay algo que llama mi atención. Da igual lo que vendas, da igual lo que tengas, pero tengo que mirar a él y captar mi atención y la del vecino de en frente si hace falta. Utiliza esto a tu favor y haz un escaparate de los que quitan el hipo. Pero ¡ojo! no metas toda la mercancía en ella, haz una selección de lo mejor que tienes para ofrecer y acompáñalo de ¡teatro , mucho teatro!

¡Pequeño comercio extiende tus alas y enseña tus plumas! Si a tu comercio no entra gente, sin duda empieza por el escaparate. Si tú no sabes hacerlo, busca ayuda en alguien que sepa. Potencia lo bueno que tienes y enseña lo mucho que puedes ofrecer.

2. ORDENAR Y DEJAR LO ESENCIAL

Un espacio ordenado es tu mayor aliado para una venta más efectiva.

Es el momento de poner orden, por más productos que saques del almacén no vas a vender más, al revés solo conseguirás que la sensación del comprador sea de ruido y eso es precisamente lo que no queremos. Lo que sí queremos es que el futuro comprador vea tu producto sin que pierda atención entre mil opciones. Enseña del muestrario lo mejor lo mejor de lo mejor. Creo que a Mery Kondo le tienen que pitar los oídos, porque siempre hago referencia a ella, al fin de cuentas es la jefa del orden jajaja… pero yo que tú haría que la jefa del orden estuviera orgullosa, ella o tu suegra, lo que quieras pero que el orden prime sobre todas las cosas.

3. ORGANIZACIÓN POR GAMA CROMÁTICA .

Provoca sensaciones visuales utilizando el color.

El cerebro actúa por impulsos y respuesta ante los estímulos, sabe lo que le gusta  y experimenta una agradable sensación cuando algo le produce placer. Pues exactamente eso es lo que pasa cuando vemos orden. Ahora ¿Cómo aplico esto a lo mío Pat?  Pues ordenando tus productos por colores. Este simple hecho hace que el futuro comprador sienta una sensación de placer y tranquilidad dentro de tu comercio.

Créeme lo que estás leyendo y te digo que esto te beneficia, porque el cliente se relaja y puede centrar su atención en lo que busca o puede necesitar. ¿No os ha pasado que cuando entráis a un sitio y lo tienen todo ordenado por color os da como «gustirrinín»? ¿Ó que directamente os dirigís al color que os gusta? Da igual lo que vendas, ropa, gafas o fruta… no importa ordena tu tienda por color, estoy segura de que el cliente va a saber mirar tu producto y tú vas a saber darle lo que necesita con mayor velocidad.

¡Ya me contarás que tal!

4. MARCA PERSONAL.

¿Qué te define? ¿Qué te diferencia? ¿Qué propuesta de valor tienes para el resto?
Cuéntalo.

Apuesta por tu marca personal, tu comercio eres tú, tus creencias y tu manera de hacer las cosas. Esto hará que te diferencies de tu competencia. Si quieres complementar esto apuesta por un buen branding que te defina y explota literalmente la cabeza del consumidor con un buen diseño de interiores. Potenciarás tu marca a niveles insospechados, creando una entidad propia y posicionamiento con respecto a tus competidores.

A veces no hace falta realizar grandes cambios, ni gastar grandes sumas de dinero. Pero sí tienes que invertir en tu local y tener una concordancia de diseño con lo que pretendes vender. Si alquilas un local y no focalizas tu atención en crear un espacio agradable, el cliente no querrá estar en tu comercio y si no está no mira y si no mira no compra… esto es así de básico. Buscamos placeres visuales y tener un comercio cuidado es un placer visual para el futuro comprador.

Te voy a poner un ejemplo: Vas a comer  y hay dos restaurantes, uno al lado del otro. Los dos tienen la misma comida , venden lo mismo , el servicio es bueno en ambos pero uno es viejo y tiene pinta de mal cuidado y el otro está cuidado , el mobiliario es bonito y el lugar es agradable ¿ cuál se llenará antes?  Pues lo mismo aplicado a tu comercio, si hay dos comercios que en tu misma y los dos vendéis el mismo producto, la gente se irá al que sea más agradable de ver. Somos así. Así que te animo a que si tienes talento para ello lo hagas , y si no tienes ni idea por dónde empezar consulta con un profesional que te oriente cómo puedes comenzar a dar un cambio a tu negocio para ponerlo en el top 10 del comercio local de tu zona.

5. DIGITALIZAR TU COMERCIO.

Ponerse al día con el mundo digital se ha convertido en una necesidad  para tu negocio.

Si no tienes página web, si no tienes redes sociales ya estás llegando tarde.  Hoy día las redes sociales  y la presencia en internet se han hecho imprescindibles. Si no tienes presencia en internet y no comunicas lo que vendes, no existes.

Tú aportas valor en horario comercial, fuera de ese horario lo aportan tus redes. Lo primero que tienes que hacer es mostrarle al mundo qué eres capaz de hacer y qué producto ó servicio es el que vendes. Mostrar en redes sociales tu producto, pero ¡ojo! No vale poner cualquier foto y hacerlo de aquella manera, intenta que sean fotos cuidadas, tienen que entrar por la vista. Si el tema digital no es lo tuyo contrata a alguien para que te eche un cable pero no vayas de kamikaze por la vida poniendo una foto cualquiera. El concepto que quiero que captes es: Si yo no puedo ayudar a mi cliente porque no estoy en el local, lo va a hacer la web dando toda la información que necesita de mi producto o servicio las 24 horas del día y los 365 días del año de manera on line.

Si algo hemos aprendido de esta maldita pandemia, es que la digitalización se ha hecho imprescindible, ya sea para trabajar, para comunicarse o para vender productos o servicios. Es muy importante tener una presencia on line que muestre cómo eres, qué vendes y sobre todo cuál es tu aporte de valor a la persona que consume tu producto. Esto último te diferenciará del resto y hará que ganes más. Así de simple.

6. SACA TU MEJOR SONRISA

Sonríe como en un anuncio de pasta de dientes.

A veces estar cara al público es bastante agotador, porque digámoslo claramente  cada uno somos de nuestro padre y de nuestra madre. Pero debes recordar que si la experiencia de tu cliente es positiva, a parte de volver a por más productos o volver a solicitar los servicios que prestas, va a recomendarte. Sí a ti  y a tu pequeño comercio, no se va a ir con la competencia, van a venir a buscarte a ti. Por eso mismo, saca tu mejor sonrisa, asesora a tu cliente con lo que mejor sabes hacer y tu experiencia. Las grandes cadenas no pueden hacerte sombra, tú conoces el producto, lo seleccionas, lo pruebas tú mismo y tienes mucho más que aportar que unos directivos que compran grandes cantidades de mercancía y no saben ni para quién.

Te voy a contar mi experiencia personal, yo compro en una frutería al lado de casa que se llama Frutería Castaño y me gusta mucho la calidad de sus productos, los precios son razonables y lo mejor de todo es su personal. Isa, que así se llama una de las dependientas, cada vez que entro por la puerta me dedica una sonrisa que es tan amplia que la puedo ver hasta con la mascarilla puesta, siempre me suelta un ¡Hola guapa! ¿ cómo estás?. Yo que pensaba comprar 1 kilo de tomates termino con media tienda, a veces le digo de broma¡ Isa toma mi dinero que vengo por unos tomates y me llevo media tienda! Jajajajaj . Pero Isa sabe lo que hace, es agradable , potencia los productos , me los ofrece y sabe lo que me gusta. Así que ella sabe que iré al siguiente sábado y al siguiente, mientras me siga sintiendo como en casa.


Hasta aquí todo lo que quería contaros con respecto a cómo mejorar tu pequeño comercio. Desde luego quedan muchas cosas en el tintero , pero a grandes rasgos hemos dado un repaso a las cosas más fundamentales.

Espero que os hayan servido estos tips y que lo pongáis en práctica, estoy segura de que notaréis cambios considerables en vuestros negocios. Si tenéis dudas o queréis compartir algo dejad vuestros comentarios debajo de este post o en mis redes sociales. ¡Estaré encantada de leeros!

Me despido hasta la próxima y me declaro una fan incondicional del pequeño comercio.

Pat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies